Complicado debut para el Helvetia Anaitasuna

Una jugada del partido Anaitasuna-Barcelona, de la temporada pasada.

El Helvetia Anaitasuna debutará este martes en la Liga Asobal 2012-13 con uno de los encuentros más complicados de la temporada al visitar la cancha del Barcelona Intersport, actual campeón de Liga que llega a esta cita festejando la Supercopa ganada el sábado frente al Atlético de Madrid. El conjunto pamplonés, el único representante navarro en la Liga Asobal tras la renuncia del San Antonio por problemas económicos, viaja a Barcelona consciente de la dificultad de sorprender al equipo azulgrana.

El Anaitasuna, que afronta su segunda temporada consecutiva en la máxima categoría, acude al Palau con 16 jugadores y las bajas de Roland Bernartonis e Ibai Meoki, uno de los fichajes para esta temporada junto con Pepe Novelle y Alejandro Marcelo. El entrenador del Anaitasuna, Aitor Etxaburu, ha admitido que será “complicado” sorprender al Barcelona en el Palau y ha señalado que su equipo viaja “con ganas de seguir preparando el equipo”. “Es muy complicado ante un rival que físicamente y tácticamente ha sido capaz de superarse a una pretemporada dificultosa por la cantidad de internacionales que tienen”, ha comentado en declaraciones difundidas por el club.

El técnico vasco ha indicado que el Barcelona “ya ha roto el hielo en la Supercopa y eso siempre ayuda”. “Hemos visto que están rápidos, listos y nosotros vamos a plantear el partido pensando en la mejora”, ha apuntado. “Vamos a tomarlo con muchísima seriedad. Es un primer peldaño en la temporada que es muy larga. Vamos a intentar demostrar cómo somos. Será un partido con dificultad e intentaremos comportarnos”, ha añadido.

Etxaburu ha afirmado que el Barcelona, junto con el Atlético de Madrid, están “en otra galaxia” y ha subrayado sobre el difícil calendario del comienzo liguero que irán pensando más en el rival “a medida que vaya avanzando la temporada”, pero ahora con el calendario “tan duro” que les ha tocado les anima a pensar exclusivamente en sí mismos.

Vía: EFE